Aceites, grasas y lubricantes

Ver como Parrilla Listado
por página

72 resultados

 Filtros
Producto 
Tipo 
Característica 1 
Característica 2 
Característica 3 
Característica 4 
Medida 
Marca 
Precio 
Ver como Parrilla Listado
por página

72 resultados

Aceites, grasas y lubricantes al mejor precio

Asegura el buen funcionamiento del motor de tu coche.

Los aceites, grasas y lubricantes son imprescindibles para nuestros coches. Para entender un poco los conceptos y aclarar el trabajo del lubricante, debemos partir del hecho de que éste evita que dos superficies en movimiento se desgasten, para reducir la fricción. Hay varios tipos de lubricantes. En lo que se refiere a lubricantes líquidos, encontramos los aceites lubricantes utilizados en los motores.

De esta manera el aceite protege el motor, ya que este lubricante y otros, son los encargados de que formen una película que disminuye el desgaste y el calentamiento excesivo de las piezas. Sin aceite en el motor, el bloque se fundiría a los pocos segundos. Un buen mantenimiento pasa por un uso y renovación adecuados de los aceites, grasas y lubricantes, que además aumentan la seguridad y la protección del vehículo.

Dentro de la industria, los expertos saben que los aceites lubricantes industriales son fundamentales para la conservación de la maquinaria industrial.

  1. Protector antihumedad para equipos eléctricos. Producto formulado para una gran protección antihumedad de: motores eléctricos, motores de arranque, de contacto, bujías, baterías, antenas, cables eléctricos, etc. Aerosol de 400 ml. No contiene cfc. I deal para arrancar los motores húmedos, para protección antihumedad rociar una película fina y continúa. Para equipos de obra pública, construcción, minería, etc, que están en la intemperie, y sufren variaciones de temperatura con la correspondiente condensación.
    9,90 €
  2. Lubricante de fuerte adherencia y larga duración. No gotea y reduce el desgaste. Protege contra el óxido y la corrosión. Proporciona una efectiva acción lubricante en condiciones donde existen altos niveles de fricción. Reduce el desgaste de los componentes y la necesidad de reemplazarlos.
    6,39 €
Ver como Parrilla Listado
por página

72 resultados

Grasas

Las grasas y los aceites no tienen el mismo uso. Mientras que los segundos son lubricantes líquidos, las grasas son semisólidas y se utilizan en condiciones normales de temperatura, agua y velocidad en el coche.

La grasa es más fácil de usar para el mantenimiento de la maquinaria. La grasa se usa de tal manera que formen una película para que, al igual que los aceites lubricantes industriales, reduzcan la fricción, pero estos últimos suelen usarse más en sistemas cerrados.

Una grasa de alto rendimiento también es común en un motor eléctrico industrial.

El aceite en el motor

Este se extiende y lubrica las superficies del motor en su interior, lo que contribuye a reducir la fricción entre las piezas y evitando a la vez que estas se recalienten; este proceso se inicia cuando encendemos el motor. Así que es el aceite el que mantiene el motor a buena temperatura y en condiciones óptimas para su funcionamiento, proporcionando protección a la maquinaria seguridad para nosotros.

El aceite del motor debe cambiarse tras un kilometraje especificado por el fabricante, no obstante, es necesario revisar el nivel de forma periódica. Esto hace que se alargue la vida útil del motor y del vehículo.

Procura escoger un aceite de calidad para el motor de tu coche, acorde con sus requerimientos, para asegurar un mejor funcionamiento del mismo.

Tipos de aceite para motor 

Entre otros tipos de lubricantes y aceites, se hace necesario hablar del aceite de corte, compuesto por aceites y agua y que se usa como lubricante en la industria del metal-mecánica.

Los aceites que pueden adquirirse frecuentemente son: sintéticos, semisintéticos, convencionales y los de alto kilometraje. En función del aceite de corte y su uso, puede ser sintético, semisintético, etc.

Aceite de motor semi-sintético

Es una mezcla de aceites (sintéticos y convencionales) que brinda mayor resistencia a la oxidación además de eficientes propiedades en bajas temperaturas, hecho para reducir la fricción de superficies y prolongar la vida útil del motor.

Aceite de motor sintético 

Este producto reacciona mejor en temperaturas extremas (frío o calor) y casi siempre están formulados con aditivos de alto rendimiento. En este tipo de aceite las moléculas son más uniformes y están más libres de impurezas.

Aceite de motor convencional 

Es recomendado para motores de coches sencillos y de manejo regular. Este aceite posee un amplio rango de viscosidad y niveles de calidad.

Los aceites con uso industrial cuentan con aditivos propios que dan un extra de calidad a los lubricantes.

Aceite de motor de alto kilometraje 

Es ideal para coches más antiguos (o recientes con más de 120.000 kilómetros). Su fórmula y aditivos únicos, lo convierten en el lubricante ideal para reducir el “quemado de aceite” sellando fugas que pueden presentarse en motores más viejos.

Viscosidad

En cuanto a su viscosidad (resistencia de un fluido a fluir) podemos encontrar los de fluido espeso (como la miel) con un grado de viscosidad alto y los de fluido ligero (como el agua) con un grado de viscosidad bajo.

El grado de viscosidad en un aceite varía cuando se calienta o se enfría.