Tornillería

Ver como Parrilla Listado
por página

1235 resultados

 Filtros
Producto 
Tipo 
Característica 1 
Característica 2 
Característica 3 
Material 
Medida 
Color 
Marca 
Precio 
Ver como Parrilla Listado
por página

1235 resultados

Tornillería al mejor precio

Útiles e imprescindibles.

Estos elementos de tornillería son considerados piezas clave para soportar uniones fuertes y sujetar ensamblajes distintos (muebles, máquinas, etc.). Su uso es bastante extenso y válido para multitud de accesorios. Los tornillos proporcionan un agarre excelente en los trabajos de fijación y anclaje. Un tornillo es normalmente metálico, de forma cilíndrica y roscada, de distinta longitud. Su cabeza es la que soporta la fuerza necesaria (enrosque) para su fijación.

Por su parte las tuercas se usan para fijar el tornillo cuando corre peligro de aflojarse por el régimen de trabajo, por ejemplo, con un tornillo de rosca de acero inoxidable. 

  1. TOP VENTAS
    Bolsa 50 espigas de madera para ensamblar. Diámetro 8, longitud 40 MM.
    0,93 € 0,83 €
Ver como Parrilla Listado
por página

1235 resultados

 Características de los tornillos 

La tornillería tiene varios rasgos característicos en cada uno de los tornillos y tuercas, así como las arandelas que los complementan. Aportan una protección extra en los elementos de fijación que tengas en casa o en zonas comunes y públicas, como centros de trabajo.

  • Los tornillos son uno de los elementos de fijación más utilizados en la vida cotidiana y que garantiza una unión eficaz de las piezas que se trabajan.
  • Son más comunes los que se enroscan en sentido de las agujas del reloj (siempre hacia la derecha), y las herramientas necesarias para su uso son limitadas.
  • Hay otros tornillos que se enroscan a la izquierda (girando en sentido contrario a las agujas del reloj).
  • Uno de los accesorios más comunes para los tornillos son las tuercas, sistema (tuerca-tornillo) que permite transformar el movimiento circular en rectilíneo.
  • Material del que están fabricados: la mayoría son de acero y acero inoxidable. Para madera se utilizan mucho la tornillería de latón.

Tipo de cabeza de los tornillos 

El mundo de la tornillería tiene muy diferentes características, que los convierten en únicos a la hora de completar trabajos. No todos los tornillos son válidos para todos los materiales, ni todas las tuercas para todos los tornillos, ni todas las arandelas…

  • Redonda: son útiles para colocar en piezas muy delgadas en las que hay riesgo que el tornillo se hunda. También para unir partes que requerirán arandelas. Son sencillos de colocar, no suele requerir el uso de herramientas.
  • De seguridad: empleados en productos de precisión.
  • Allen: poseen un hueco hexagonal para encajar una llave Allen.
  • Hexagonal: estos tornillos permiten grandes momentos de apriete, se emplean principalmente en la construcción y la industria y cumplen un papel fundamental como productos complementarios para asegurar una buena protección.
  • Avellanada o plana: se utilizan para trabajos de carpintería por excelencia, en los que se requiere solo dejar a la vista la cabeza del tornillo a ras con la superficie.
  • Fresada: con ranuras rectas.

Phillips: con ranuras en forma de cruz que disminuye la posibilidad que el destornillador se deslice, si quieres una mayor protección a la hora de atornillarlo para que tus herramientas no te den una amarga sorpresa, éste es el indicado.

Según la sujeción que proporcionan los tornillos 

Si estamos buscando tornillos para sujetar algo, tenemos que saber bien qué tipo de sujeción vamos a trabajar para poder encontrar el tornillo adecuado dentro de la infinidad de posibilidades que ofrece la tornillería, y también saber que los accesorios que hemos visto son complementos que ayudan a que los tornillos cumplan con su función:

  • Tornillos de rosca métrica: la forma de sus cabezas varía (hexagonal, allen, cilíndricas, avellanada, etc.) y por lo tanto son los más empleados.
  • Tornillos autorroscantes: permiten por excelencia unir metal con metal, metal con madera, metal con plástico o con otros materiales, su cabeza puede variar en forma (oval, redondeada, plana, etc.). De fondo plano y rosca delgada. Sus bordes son más afilados que los de los tornillos para madera.
  • Tornillos autotaladrantes: cuyas puntas afiladas son una broca que abre paso a través del material en el que se instala.
  • Tornillos para madera: suelen tener la punta más estrecha y más afilada para abrirse camino en la madera, además poseen distintas cabezas. Suelen ser de latón, también de bronces, acero inoxidable o aluminio, galvanizados o niquelados.