0 productos
Recogida gratuita en más de 200 tiendas y envío gratis a partir de 80€

ESMALTE ANTIÓXIDO

Cuida con tus piezas metálicas

Cuando aparece el óxido se convierte en una gran pesadilla que compromete la apariencia de los objetos metálicos. Los esmaltes anti óxido logran precisamente que la corrosión no deteriore las piezas de metal, hierro o fundiciones haciéndolas perder su encanto. Aún cuando son piezas resistentes, de metal, debe brindárseles un efectivo cuidado que garantice sus buenas condiciones por más tiempo.

Aplicación del esmalte anti óxido

Estas pinturas se aplican de manera directa sobre el metal incluso si este está oxidado para que proteja a la pieza del deterioro y que además luzcan mejor.

Las superficies que se pintan con estos revestimientos no suelen requerir un tratamiento previo para reforzarlas y lograr un mejor acabado, excepto que estén expuestas a climas extremos.

Los esmaltes acrílicos al agua son más fáciles de distribuir en especial si no tiene mucha experiencia y trabajas con instrumentos usuales para pintar rodillos y brochas. Además secan con mayor facilidad en comparación con los esmaltes sintéticos.

Sin embargo, y aunque cada día mejoran su calidad de fijación, se recomiendan los esmaltes sintéticos para superficies de metal por su mayor fijación y durabilidad.

Necesaria protección de los objetos metálicos

Lo más acertado es pintar las superficies metálicas con un esmalte anti óxido ya sean piezas nuevas, viejas o en bruto, lo más importante es que la zona esté limpia y tratada, en caso que lo requiera.

Tipos de esmaltes anti óxido

Estas pinturas pueden encontrarse en distintos colores y acabados entre las que puedes escoger:

Efecto martelé: brindan un acabado texturizado (decorativo) parecido a un metal “martillado”.

Liso: un acabado que puede ser brillante, mate o satinado pero en general bastante uniforme. Debe aplicarse en la pieza limpia y ofrece una durabilidad de unos 8 años.

Efecto forja: acabado similar al del hierro forjado. Dura entre 5 y 8 años y al aplicarla puedes retirar los excesos o manchas de pintura con aguarrás o disolvente.

En caso del tipo de pintura encontrarás:

Los esmaltes sintéticos con base disolvente y los acrílicos con base agua con una protección que varía entre 5 y 10 años.

Otras presentaciones tipo spray también pueden conseguirse y resultan bastante prácticas, igual que otras efectivas en superficies no ferrosas como aluminio, latón, acero y galvanizados, entre otras.

H2: Características de los esmaltes anti óxido

  • Resisten cambios de temperatura y climas extremos
  • Duran más, algunos ofrecen garantías de hasta 10 años.
  •  Pueden ser aplicados sin mayores inconvenientes sobre una superficie ya oxidada y sin imprimación o tratamiento previo.
 

ESMALTE ANTIÓXIDO

No existen productos que cumplan el criterio de seleción

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Puedes permitir el uso de las cookies o rechazarlo modificando la configuración de la instalación de las mismas siempre que lo desees. Si aceptas la instalación de cookies o continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.