0 productos
Recogida gratuita en más de 200 tiendas y envío gratis a partir de 80€

ESMALTE ACRÍLICO

Sencillez y estilo en tus paredes

Cuando te has decidido a emprender esos trabajos de renovación que has estado evitando es momento de evaluar el tipo de pintura que deseas utilizar en cada ambiente. Considera entonces que el empleo de los esmaltes acrílicos puede facilitar tu labor sobre todo si no tienes gran experiencia en este tipo de actividad. Estos recubrimientos están disponibles para multisuperficies en interior, exterior y distintos acabados. Brillantes (aporta relucientes tonos más fáciles de limpiar), mate (ideal para disimular imperfecciones) y satinados (refleja mejor la luz).

Ventajas de los esmaltes acrílicos

  • Secan bastante rápido, a las 12 horas ya se puede aplicar una segunda capa, lo que te termina ahorrando bastante tiempo.
  • Se limpian con agua.
  • Si no tienes mucha práctica al utilizar la brocha o el rodillo este tipo de recubrimiento puede serte muy útil.
  • Permiten que las superficies cubiertas respiren y se evapore la humedad excesiva sin perder adherencia
  • Desprenden poco olor que desaparece rápidamente. No son tóxicas, lo que las hace ideales para cubrir grandes superficies en interiores
  • Pueden expandirse o contraerse hasta cierto punto sin formar grietas, son más flexibles.
  • Son esmaltes que tienen una fuerte adhesión en gran cantidad de materiales (cemento, mampostería, hormigón, etc.)
  • Más económicos que las sintéticas ya que no requieren el uso de disolventes.
  • Fáciles de mantener y retocar

Recomendaciones al elegir pintura acrílica

Los esmaltes acrílicos no son tan brillantes así que aprovéchalos para superficies que no requieran este acabado de manera muy pronunciada.

Si trabajas una superficie antes aplicando una base u otro tipo de imprimación, procura que la pintura que uses luego sea del mismo tipo es decir, al disolvente o al agua.

No es recomendable su uso sobre bases cubiertas previamente sobre pinturas de aceite ya que no se adhieren bien.

Si utilizas color blanco el esmalte acrílico es el ideal porque no se amarillea con el paso del tiempo. En líneas generales retiene de forma excelente el color ante los efectos del sol.

Evalúa la superficie donde la requieres ya que es una pintura bastante resistente al moho al contar con productos químicos anti-moho.

Utiliza la proporción recomendada por el fabricante de agua para diluir la pintura.

Consejos generales de almacenamiento

  • Guarda el esmalte acrílico sobrante dentro de su bote en un lugar seco en el que no haya cambios drásticos de temperatura.
  • Ubica las latas de metal, recipientes, en estantes de plástico o madera para evitar que se oxiden.
 

ESMALTE ACRÍLICO

No existen productos que cumplan el criterio de seleción

 

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios mediante el análisis de tus hábitos de navegación. Puedes permitir el uso de las cookies o rechazarlo modificando la configuración de la instalación de las mismas siempre que lo desees. Si aceptas la instalación de cookies o continúas navegando, consideramos que aceptas su uso. Más información.